viernes, 25 de enero de 2013

Scones de pasas - CWK


Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Enero nos invita a preparar un clásico escocés Scones.

Ya había preparado scones en otra ocasión, aquí podéis verlos, pero no me ha importado volver a repetir estos deliciosos panecillos.
La propuesta de Whole Kitchen no podría ser más oportuna ya que el fin de semana pasado hice un miniviaje a Londres. Además de pasar mucho frío pude probar los scones (ahora puedo comparar) y comprar este fantástico libro: The Great British Book of Bakering donde se puede encontrar esta receta de scones con pasas.



Estos panecillos individuales, originarios de Escocia, son clásicos en el tradicional té inglés. En un principio se elaboraban con avena y en la sartén, con el tiempo se fueron refinando y haciéndose con harina y al horno. Podemos encontrarlos en diferentes variantes, sencillos, con pasas o queso.
Se suelen servir templados y acompañados con clotted cream (una especie de nata imposible de encontrar por aquí) y mermelada.

video

Comparando esta receta con la que ya había preparado anteriormente, creo que estos han quedado mucho mejor. Han subido más y por dentro son mucho más esponjosos y tiernos. Las pasas le dan mucho sabor, así que no creo que necesite nada para acompañarlos, servidos de forma sencilla están muy ricos.
Si los comparo con los que probé en Londres no me han quedado exactamente igual. Tenían que haber subido más, aunque la verdad es que en la receta dice que deben ser de tres centímetros de grosor y yo los dejé más finos. El sabor es diferente, pero no sabría con cual quedarme. Eso sí los scones están mucho más ricos calentitos.


Ingredientes: 
Fuente: The Great British Book of Bakering
  • 250 gr de harina
  • 2 cucharaditas de levadura
  • Pizca de sal
  • 50 gr de azúcar
  • 50 gr de mantequilla fría cortada en daditos
  • 100 ml de buttermilk (se puede preparar o en su defecto leche)
  • 1 huevo
  • 40 gr de pasas
  • Un poco de leche para pintarlos


Elaboración:
En un bol mezclamos la harina, la levadura, la sal y el azúcar.
Después mezclamos con la mantequilla. Trabajamos la mezcla con las manos hasta que parezca pan rallado.
Por otro lado preparamos el buttermilk: le echamos a la leche una cucharada de vinagre, removemos y dejamos reposar unos 5 minutos. Cuando tengamos el buttermil listo le incorporamos el huevo y mezclamos.
Hacemos un hueco en la mezcla de harina y echamos en el centro la mezcla de leche y huevo. Vamos mezclando hasta tener una masa homogénea. Incorporamos las pasas y seguimos mezclando.
La masa queda muy pringosa así que para trabajarla podemos echarnos harina en las manos y formar una bola. Estiramos y cortamos círculos para formar los bollitos.
Pasamos a la bandeja del horno y los pintamos con un poco de leche.
Horneamos a 220º unos 10-12 minutos o hasta que estén doraditos y hayan subido.
Dejamos enfriar un poco y servimos templados.

Aprovecho esta entrada para contaros un poco sobre mi viaje a Londres.
Como os imaginareis además de turismo bajo nieve me comí unos cuantos cupcakes. Y es que para los amantes del dulce no hay sitio mejor que Londres, eso sí todo a precio de oro.


No voy a aburriros con una guía dulce sobre las tiendas que hay que visitar, dónde comprar, etc. ya que hay muchísimos blogs que hablan de ello. Además, tampoco hice ningún estudio de campo ya que no quería condenar a mi acompañante a un subidón de azúcar.
Me limité a ir a los sitios de los que tengo libro y he hecho receta.. En general me han gustado mucho, pero tampoco hay que darle mucho valor a eso ya que tengo el buche y el paladar apto para el dulce así que soy fácil de contentar. Eso sí, puedo decir que los esperaba más empalagosos y no fue así, lo que más me gustó la cobertura de queso, deliciosa.


Ahí va mi pequeña valoración:
Peggy Porschen. Una tienda super rosa y bonit,a pero no ví a Peggy :(. Son los cupcakes más caros de todos, pero también los más ricos. Me encantó sobre todo el bizcocho, muy esponjoso y jugoso. Probé Black Forest (un poco fuerte para mí) y Sticky Toffee (delicioso).


The Hummingbird Bakery. El más famoso ya que hay muchas tiendas. El sabor es muy parecido al de las recetas que aparencen en los libros (por lo menos el Red Velvet). También probé el de Black Bottom y muy rico e intenso el chocolate.


Primrose Bakery. Me encantó el ambiente de la tienda y el bizcocho de los cupcakes me pareció muy tierno. Pero aquí tengo un dilema importante. Probé el cupcake de Carrot, me encantó, uno de los más ricos que he comido y eso que tenía pasas por dentro que me pareció un poco raro. Pero también probé el peor cupcake de mi vida, el de rosas o Rose. Menuda cosa más mala, era colonia pura. Y yo que pensaba comprar la esencia de rosas para hacer unos cupakes, creo que paso.


Y esta es mi opinión, espero que si vais por allí os animéis a visitar estos sitios (sobre todo Peggy Porschen) o a probar los scones que están muy ricos.

28 comentarios:

  1. La receta es una maravilla, pero tu invitación... una pasada!! Siempre he querido ir a Londres para ver sus fantásticos edificios pero tú me has enseñado otro turismo, el de las teterías. Es una maravilla, parecen salidas de los cuentos... me ha encantado!! Muchas gracias por los dos regalos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Cris, le has echao un par de "scones" para ir a Londres en Enero y volver sana y salva...jajaja. Es una de mis ciudades favoritas sin duda. Y de tus scones qué voy a decirte, que simplemente magníficos. Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Cris!!!

    Pedazo de scones que has hecho!!! Muy esponjados!!! Seguro que están riquísimos. Muchas gracias por mostrarnos uno de tus viajes por Londres, has hecho que me acuerde de mi paso por allí.

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  4. Que bonito, como me gustaría volver a Londres, fui de viaje de fin de curso y me encantaría volver. Los scones no los he probado nunca pero se ven muy ricos. Un besito y feliz finde

    ResponderEliminar
  5. Gosto muito de scones e com passas então adoro.
    Esses ficaram lindos, já pegava um para o pequeno almoço.
    bjs

    ResponderEliminar
  6. peazo bollos te quedaron! yo las tengo que hacer esta tarde que este mes no me daba cuenta que eran para hoy, jejejeje feliz finde!

    ResponderEliminar
  7. Como siempre todo tiene una pinta deliciosa. Me alegro de tu viaje a London. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. Que delicia, Londres en una pasada!!

    ResponderEliminar
  9. No los he probado nunca, pero creo que me encantarán... ¡tienen un aspecto fantástico! ¡Qué envidia de viaje...! Besitos

    ResponderEliminar
  10. Te han quedado geniales y bueno de las vacaciones ya te dire cuando se me baje el subidon de verde de envidia... ;) jajajajaja

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Que redondos y bonitos que te han quedado! Yo aún no estado nunca por Londres, pero con tus fotos... con esos cupcakes... cada vez tengo más ganas de hacerle una visita! ;) Me quedo por aquí!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Que preciosidad de scones! tiene que estar deliciosos

    ResponderEliminar
  13. Hola!!!! Qué ta?l cuánto tiempo!!!!!!

    Te han quedado muy bien los scones, yo pienso que son una mezcla entre bollo y galleta, y quizás el que probaste en Londres demasiado bollo, no?

    Qué envidia!!! Por más veces que uno vaya a Londres, siempre quiere más, verdad?

    Pásate por mi blog, también he puesto fotos, las mías de Edimburgo... también pasé muuuuucho frío.

    Besos,

    Belén

    ResponderEliminar
  14. Mmmm, que ricos! cuando tiene algún ingrediente extra yo también prefiero tomarlos solos... Y recién hechos ni te cuento! Yo esta vez los he hecho de manzana y canela (cómo no), también quedan muy buenos!
    Besos!
    Montes

    ResponderEliminar
  15. Cris, te quedaron perfectos, una delicia!!
    Y ya me los imagino recién hechos y el aroma que desprendían!
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Qué pinta tan buena!!!
    Y qué ganas me han entrado de volver Londres!!

    ResponderEliminar
  17. Una pinta muy buena y recién hechos tienen que estar muy ricos.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  18. Pues la verdad que tienen una pinta deliciosa, como ese viaje, que ha sido cortito, pero seguro que precioso. Mil besicos amiga

    ResponderEliminar
  19. Has hecho unos scones geniales y me ha encantado tu recorrido por Londres, tengo la suerte de ir tres o cuatro veces al año porque mi hija vive allí y es una ciudad que me apasiona, hay un dicho que dice "el que está cansado de Londres está cansado de la vida" y estoy de acuerdo. Un besito

    ResponderEliminar
  20. Muy bonito el reportaje y tus scones estupendos ^_^
    besicos

    ResponderEliminar
  21. Que buenos te han quedado los scones..y que envidia de viaje!!! Un besote
    Gri
    http://eltallerdelosviernes.blogspot.com.es/2013/01/hoy-toca-receta-del-cwk.html

    ResponderEliminar
  22. Hola Cris!! a mi me parece que tus scones no tienen nada que envidiar a los ingleses gracias por compartir la receta
    Un besito

    ResponderEliminar
  23. Hola guapa¡
    Los míos sin pasas, por lo demás te han quedado magníficos.
    Gracias por este recorrido repostero londinense, me ha encantado¡
    Un beso grande, Teresa

    ResponderEliminar
  24. La tarta de manzana y chocolate del post anterior está de muerte y estos scones ni se diga.
    Oye, tremendo frío que te ha tocado en Londres. Mi madre, no sé si puedo aguantar algo así, pero ya veo que muy rico todo el viaje.
    Besitos,
    Vero

    ResponderEliminar
  25. Que ricos los scones! tengo que probarlos de hacer un día en casa.
    Que guay tu viaje a londres :)

    ResponderEliminar
  26. Que rico poder viajar y visitar todos esos sitios de los que tanto oímos hablar, muy lindas tus fotos y gracias por las valoraciones! Así sabremos donde ir con prioridad las que aún lo tenemos pendiente. Nunca he hecho scones pero tengo curiosidad.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  27. Nunca he probado estos pastelillos, me llevo uno!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario. Contacta conmigo si tienes alguna duda.